Soy Ruth Giménez Martín, sicóloga especializada en perinatal y forense, IBCLC (consultora certificada internacionalmente en lactancia materna), doula y educadora de masaje infantil.

Soy madre de tres hijos de dos padres diferentes de los cuales estoy separada y realmente gracias a esta experiencia vital he llegado hasta aquí y ha supuesto una oportunidad de crecimiento personal que dió un giro a mi vida y me llevó a conseguir la vida que realmente quería vivir.

Se puede decir que mi trayectoria personal y profesional han ido evolucionando a la par de forma que una se alimenta de la otra y para mí es un estado privilegiado.

Cuando llegas a tu primera maternidad suele ser con desconfianza e incertidumbre a lo desconocido. Fue una etapa complicada porque seguía las recomendaciones en las que se basa la “cultura del desapego” que es la que prevalece hoy en día en la sociedad y llegó un momento en que mi instinto me decía que la maternidad de los mamíferos no podía ser así.  

 

Así que gracias a Marina (que ahora tiene 15 años) y a la Asociación SINA de lactancia materna de Valencia descubrí mi pasión por esta etapa de la vida de la mujer y empecé a especializarme en ella como sicóloga y consultora de lactancia y a partir de este momento fui completando mi formación. Y gracias a mi experiencia con mi hija mayor las maternidades y lactancia de sus hermanos Javi (10) y Mónica (8) fueron experiencias muy diferentes y plenas y así se lo explico a Marina para que entienda que aunque su maternidad no fue como las otras gracias a ella sus hermanos y yo estamos aquí ahora mismo. 

TODO EN ESTA VIDA PASA POR ALGO Y DA SENTIDO A LO QUE VIENE DESPUÉS.

Fue en mi tercer embarazo cuando decidí dejar mi trabajo por cuenta ajena para emprender on line y poder conciliar mi vida laboral y familiar y criar a mis hijos en casa.

Poco después se puso en contacto conmigo mi socia y amiga Pilar Martínez Álvarez de Maternidad Continuum y pusimos en marcha nuestro proyecto EDULACTA. Una plataforma de formación on line de lactancia materna que no para de crecer y se está convirtiendo en referente en la materia.

En mi faceta como sicóloga forense es gracias a mi compañera de vida Cristina Elora Elio que entré en este mundo, apasionante, duro y muy necesario. Trabajo para juzgados sobre todo en procedimientos de familia de separación o divorcio donde no hay acuerdo en el régimen de visitas y elaboro informes psicosociales para sugerir el régimen más conveniente para el bienestar emocional de los menores.

Feminista activa, trabajar por y para las mujeres en cualquiera de sus facetas es mi devoción. Es duro muchas veces sin embargo la sensación de satisfacción es infinita.

La SORORIDAD es el motor de mi vida.